Dois em um: Trabdor noturno impedido de descansar sofre acidente e Causas de ansiedade

Accidente de trabajo de un trabajador nocturno al que la empresa impidió descansar: se condena a la empresa

La sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia impone el recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad

La sentencia de instancia desestimó la demanda articulada por el trabajador, pero ahora en suplicación se aprecia la concurrencia de la vulneración u omisión de medidas de seguridad por parte de la patronal demandada a efectos de imponer a la empresa el recargo previsto legalmente.

Fue la empresa la que decidió que dos de sus trabajadores asistiesen a una reunión en Palencia a una hora, las 9:00 en las que se les privaba de la posibilidad de efectuar el descanso reglamentario entre jornadas después de que hubiesen trabajado en horario nocturno hasta las 6:45 horas desde las 22:00 horas del día anterior en horario nocturno, sufriendo un accidente de circulación por salida de la vía del vehículo que debe calificarse como accidente de trabajo por la situación psicofísica del piloto en atención a la falta de descanso y consiguiente disminución de las facultades necesarias y exigibles para pilotar el vehículo.

El demandante había sido desplazado por la empresa para la que prestaba servicios para la realización de las obras de conservación y mantenimiento del corredor Norte-Noroeste de la línea de alta Velocidad, realizándose las obras por la noche, en horario nocturno de las 22:00 a las 6:45 horas.

Tras abandonar el trabajador su puesto de trabajo sobre las 6:27 horas se dirigió al hotel concertado por la empresa en el que se hospedaba y se desplazó con otro trabajador a una reunión convocada por la coordinadora de seguridad de las obras en Palencia, por mandato del encargado; fue al terminar la re unión cuando sufrieron un accidente de circulación porque el vehículo se salió de la vía.

El accidente de circulación tuvo como causa directa la vulneración u omisión de medidas de seguridad por parte de la patronal al no haber respetado las medidas racionalmente exigibles para la prevención de los riesgos en el desarrollo de la actividad laboral, el debido descanso del trabajador.

Fue en cumplimiento de una orden de la empresa lo que determinó que el trabajador, y un compañero de trabajo que conducía el vehículo, para asistir a una reunión sin haber podido disfrutar del tiempo de descanso una vez finalizado su turno de trabajo sufriesen el accidente.

Fuente: Estrelladigital

02. 15 Razones de ansiedad laboral
En nuestro país, la ansiedad laboral es una de las principales causas de baja para un gran número de trabajadores.

Obviamente, un determinado nivel de presión es positivo para lograr un rendimiento, pero sobrepasarlo puede dar al traste con una tarea o un proyecto, además de suponer un perjuicio en la salud del trabajador.

Por lo tanto, es fundamental tener en cuenta las principales causas de la ansiedad laboral. Estas son algunas de las más frecuentes:

    Miedo al futuro de la empresa: En un momento de crisis empresarial, los empleados tienen que enfrentarse a lo desconocido y esa incertidumbre puede traducirse en ansiedad laboral.

    Expectativas de despidos: Se produce con anterioridad al despido, incluso aunque nunca llegue a ser efectivo. Puede disminuir seriamente la concentración, la motivación y el rendimiento, perjudicando el futuro del trabajador dentro de la empresa.

    La ansiedad laboral generada por conflictos con los compañeros: Generan tensión profesional y emocional que puede llegar a contagiarse al resto de la plantilla.

    Frustración profesional: Se da, fundamentalmente, en personas con un puesto que entienden que no se corresponde con su experiencia o formación. También puede producirse por tener la sensación de no poder desarrollar todo el potencial o por falta de reconocimiento del talento.

    Trato degradante de los clientes: Algunos profesionales se ven expuestos a insultos y situaciones de acoso en muchas ocasiones.

    Percepción de no tener suficiente capacitación para la tarea encomendada: El peso de la responsabilidad, el miedo a fracasar y no cumplir con las expectativas, una alta responsabilidad o la poca destreza profesional pueden llegar a producir ansiedad laboral en le trabajador.

    Pérdida de control de las tareas: Algunos trabajadores sufren ansiedad laboral cuando los resultados de su actividad no dependen solamente de ellos mismos. La pueden padecer tanto durante el propio desarrollo de su tarea como durante la espera de un desenlace.

    Problemas familiares difíciles de conciliar con el trabajo: Algunas situaciones personales generan un estado emocional que puede fácilmente desviar la atención del trabajo. En esas jornadas, el trabajo puede ser una actividad estresante en la que se sucedan los errores. En otros casos, es la falta de  compatibilidad de la vida familiar y laboral lo que genera ansiedad.

    Mala percepción de la función social de su trabajo: Las profesiones mal vistas socialmente generan una tensión cotidiana que, en algunos casos, puede derivar en ansiedad laboral.

    Miedo a la jubilación: Aglutina varias razones preocupantes: disminución de ingresos, cese de la relación con algunos compañeros, pérdida de posición social, etc.

    Fatiga física o mental: El cansancio físico o mental puede mermar la capacidad para desarrollar las tareas del día a día, y terminar generando ansiedad.

    Ansiedad ligada al día o la tarea clave: Puede estar vinculada con el miedo a fracasar o que surja por la incertidumbre que puedan generar situaciones inesperadas que haya que resolver. Incluso, puede estar relacionada con el reporte de los resultados y otras labores complejas.

    Fracaso en proyectos profesionales: El miedo al futuro puede ocasionar ansiedad laboral. También se puede producir por un impacto emocional del análisis de las causas de un fracaso en el pasado.

    Dificultades para actualizarse: La formación continua genera miedo en algunas personas que sienten que no van a ser capaces de aprender cosas nuevas y actualizarse.

    Falta de medios para desarrollar el trabajo: Puede generar tensión excesiva por sensación de inseguridad, de incomodidad, de falta de rendimiento, de merma de calidad en los resultados, etc.